Business Intelligence para agudizar el olfato de tu empresa | Hablando con Iván Arribas, director de BI de Algoritmia

El Business Intelligence (BI) se ha convertido en el mejor aliado de las empresas con grandes volúmenes de datos que quieren verlos traducidos en información útil. Podría decirse que esta solución sirve para agudizar el olfato de un negocio: ayuda a detectar futuras tendencias y facilita que se apueste por ellas con acierto antes que nadie.

No hay que confundir, sin embargo, BI con software ERP. Se trata de dos soluciones que van por separado: aunque se complementan a la perfección, una no puede sustituir a la otra.

La misión principal del software ERP es la optimización de los distintos procesos de una empresa. La del Business Intelligence es recopilar los datos de los que dispone una compañía y transformarlos en información de valor, que ayude a ésta a la hora de definir su estrategia así como la toma de decisiones.

Tradicionalmente este tipo de soluciones sólo se implementaban en grandes empresas, pero actualmente su uso se ha extendido llegando incluso al usuario “no técnico”. Iván Arribas, director de BI de Algoritmia habla de “democratización” del Business Intelligence: “Es bastante habitual que las empresas de nueva creación, por pequeñas que sean, ya cuenten desde su nacimiento con soluciones de BI que les permitan tomar las decisiones adecuadas y que contribuyan al crecimiento de la compañía”. Asegura que mientras las empresas modernas ya nacen con la “cultura del dato” en su ADN, a la empresa más tradicional le está costando más realizar este cambio cultural.

Ventajas de disponer de Business Intelligence en tu empresa

  • Transforma datos aislados en información útil: Sirve para definir patrones y tendencias, fijar metas claras y ayuda a detectar problemas potenciales de una compañía.
  • Unifica las fuentes de datos: Es el caso de los datos procedentes de diferentes departamentos. El BI elimina las barreras en el flujo de información entre ellos.
  • Ahorra tiempo y esfuerzo: La recolección de datos no es una tarea sencilla, y por tanto, no tendría que hacerse manualmente con herramientas sencillas como Excel, que acaban suponiendo una inversión mayor de tiempo y esfuerzo, y a la larga, una menor productividad de los trabajadores. El BI permite, además, la creación de datos de referencia e históricos para una mejora continua.
  • Centraliza la información y la pone a disposición de empresarios y trabajadores: Esta herramienta ayuda a elaborar un mapa global de información que estará disponible para todos los departamentos de una compañía. Estar al corriente de los datos de otros departamentos, a su vez, hará mejorar el rendimiento de los empleados.
  • Permite agilizar la toma de decisiones: La información bien filtrada, relevante y accesible permite a una compañía ser más ágil a la hora de pasar a la acción. Esto puede lograrse, gracias, por ejemplo, a los informes en tiempo real que elabora esta solución.
  • Detección de áreas sensibles para la reducción de costes: además de detectar tendencias y oportunidades fuera del negocio, mediante BI también pueden detectarse tendencias y oportunidades dentro del negocio. Esto puede traducirse en reducciones de costes o reajustes de presupuestos dentro de la compañía.
  • Creación de cultura de datos: Cualquier miembro de la empresa podrá recuperar datos y crear informes, creando una cultura de datos proactiva y desarrollando en los trabajadores la capacidad de detectar nuevas tendencias.

A la pregunta de cómo tiene que ser una solución BI para que ésta sea efectiva, Iván Arribas responde: “En mi opinión, debe expresarse en el lenguaje del cliente, no debe ser muy técnica y debe permitir obtener resultados o “insights” (revelaciones de datos relevantes) en poco tiempo. Por ello, soluciones como Power BI se han popularizado tanto en el mundo empresarial actual”.

Adiós a las percepciones personales, hola a la realidad

No hay nada mejor que hablar de casos prácticos para ilustrar las ventajas de una solución. En el caso del BI, Iván Arribas cuenta que casi todos los clientes tienen algo en común: “A partir de analizar sus datos se dan cuenta de que estaban tomando decisiones en base a “creencias” o suposiciones que seguramente hace tiempo eran ciertas, pero que habían cambiado y no lo habían detectado. “Frases como “esto siempre ha sido así en este sector…”, “los clientes siempre han preferido…”, “este producto siempre ha dado beneficio…” son muy habituales en las empresas con varios años de historia. Cuando analizan los datos reales y actuales, ven que sus decisiones no estaban alineadas con la realidad, y por ello no tenían los efectos que esperaban.”

Iván Arribas pone el ejemplo de un cliente que detectó mediante BI un sobrecoste en el proceso de instalación de sus productos: “Esto lo detectaron la primera semana y corrigiendo esta mala praxis, con el ahorro de coste del primer año ya pagaba el coste del proyecto”.

Para finalizar le preguntamos a Iván Arribas cuál es la diferencia competitiva entre una empresa que utiliza BI y una que no, a lo que nos responde con una frase que podría resumir perfectamente todo el artículo:

“Los mercados, la competencia y las preferencias de nuestros clientes varían muy rápido en la economía actual. Si no eres capaz de detectar estos cambios de tendencia en poco tiempo y tomar decisiones rápidas para adaptarte, seguramente irás perdiendo cuota de mercado de manera irreversible. Y el problema principal es que ni siquiera sabrás por qué”.

 

Escrito por Eugenia Basauli

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *