Inteligencia Artificial en Salud: dónde estamos y hacia dónde vamos

Los expertos predicen que este 2020 la cantidad de datos médicos en el mundo se duplicará cada 70 días y que no habrá personal sanitario suficiente para gestionar toda esta información. En este contexto, la Inteligencia Artificial (IA) se erige como una esperanzadora herramienta para llevar a cabo el análisis de estos datos, ahorrando trabajo a los médicos y complementando su labor (además de permitir múltiples avances).

Ayer asistimos a las jornadas que el Hospital Universitari Germans Trias i Pujol organizó para debatir sobre la introducción de la IA en los entornos sanitarios. Un evento con intervenciones de lo más enriquecedoras que hemos considerado interesante acercaros.

Josuè Sallent Ribes, director de la Fundació TIC Salut Social

Esta fundación es un organismo dependiente del Departament de Salut que trabaja impulsar el desarrollo y la utilización de las TIC en el ámbito de la Salud. Josuè Sallent, su director, hizo especial énfasis en su intervención en la necesidad de que la innovación que se hace en los distintos centros sanitarios acabe siendo sistémica. Que no acabe “aislada” en un centro sino que todos los ciudadanos puedan tener acceso a estas innovaciones independientemente de donde vivan.

Hizo referencia a la presentación hace un par de días de la Estrategia de Inteligencia Artificial de Cataluña. Cuenta con una inversión de 10 millones de euros en tres años para su despliegue, y tiene como objetivo que Cataluña se convierta en referencia digital mundial.

Expuso algunos de los retos en el uso de la IA no sólo en sanidad, también en la administración pública: transparencia, obtención de datos de calidad para entrenar algoritmos, o protección de datos -campo en el que puso especial énfasis-: “Sabemos que hay empresas que se van moviendo por los centros que nos están regalando algoritmos a cambio de datos”.

Resaltó la idea de alinear y aunar esfuerzos, también para conseguir ayudas económicas de Europa. Finalizó su intervención asegurando que están preparando un plan de acción para la implantación de IA sistémica en el ámbito de salud, que esperan hacer público antes de verano.

 

Manel Puig, director del Institut Germans Trias

Manel Puig puso de ejemplo un caso de uso de la IA en el Hospital. Concretamente en la investigación en Acromegalia, enfermedad provocada por un tumor que afecta a la glándula pituitaria. Esta produce gran cantidad de hormona del crecimiento, y acaba ocasionando un aumento en el tamaño de huesos, manos, pies y rostro.

Se trata de una enfermedad con un diagnóstico tardío (una media de 6 años) al que se acumula un retraso a la hora de encontrar tratamiento. Los pacientes presentan una tasa de mortalidad de 2 a 4 veces superior a la población general y una reducción de la esperanza de vida de entre 5 a 10 años si no está tratada.

Manel Puig habló de dos proyectos en este campo: Uno, para identificar el mejor tratamiento para el paciente con Acromegalia mediante técnicas de Data Mining y Deep Learning.

Otro, para el diagnóstico precoz de la enfermedad mediante técnicas de análisis facial: Después de alimentar un algoritmo con fotografías de la evolución de pacientes acromegálicos, se contará con la participación de miles de socios del FCB, a los que el sistema les examinará la cara para ver si es capaz de detectar en situación precoz pacientes con Acromegalia.

Manel Puig, director del Institut Germans Trias, en su presentación sobre IA y Acromegalia
Manel Puig, director del Institut Germans Trias, en su presentación sobre IA y Acromegalia

 

“Flash presentations”: 5 ponentes de 5 empresas

En esta parte del evento 5 empresas tecnológicas presentaron sus propuestas y avances en el campo de la IA aplicada a la Salud:

Microsoft

Pepe Lamas, responsable de Data & AI de Microsoft, habló de la inversión de 40 millones de dólares que ha hecho la compañía en el programa “AI for Health”, para resolver los problemas de salud más apremiantes mediante Inteligencia Artificial.

Según Pepe Lamas, Microsoft, (que, apuntó, cuenta con 8.000 científicos de datos) está trabajando en campos como la mejora en la atención al paciente, el diagnóstico predictivo, la mejora en las capacidades del personal sanitario o el entrenamiento de modelos de Machine Learning con datos médicos.

Puso de ejemplo “Empower MD”, proyecto que utiliza algoritmos de aprendizaje automático para escuchar y registrar las interacciones entre médico y paciente en consulta. Así, libra al profesional de realizar tareas administrativas, pudiendo concentrarse éste íntegramente en los pacientes durante las visitas.

 

IBM

Francesc Taxonera, Senior Architect de IBM, habló de cómo abordan los proyectos de IA para entornos sanitarios en 4 fases: la de trabajo con los datos (que sean valiosos, ricos, de acuerdo con la regulación y protegidos), la de creación de una base analítica consistente y de acuerdo a los requerimientos del hospital, el desarrollo de modelos consistentes, y la de industrialización de estos modelos (monitorizarlos, analizar su exactitud, definir indicadores de negocio, ver si  dan realmente valor a quien los está utilizando…).

Explicó también que IBM está trabajando en el campo de la comprensión del lenguaje: en el reconocimiento de textos, de conceptos médicos complejos e incluso de argumentos mediante IA.

 

Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS)

El biólogo Alfonso Valencia, director del departamento de Ciencias de la Vida del BSC-CNS, habló de las características del MareNostrum 4, el supercomputador más emblemático y potente de España. Alfonso Valencia quiso resaltar la importancia de no dejar sólo en manos de empresas este tipo de sistemas, sino también de organismos públicos (como en el caso del BSC). Cualquier investigador, asegura, puede presentar su proyecto y usar el recurso.

El Marenostrum 4 se utiliza prácticamente en todas las disciplinas científicas, desde la astrofísica pasando por la biomedicina, la ingeniería o la industria. En su departamento, explicó Valencia, se ocupan de poner esta tecnología e infraestructura al servicio de proyectos que van desde la medicina personalizada, análisis de genomas, procesos de cáncer, enfermedades raras, etc.

Nos explicó que están a punto de adquirir el MareNostrum 5, una máquina mucho más grande que multiplicará por 20 la capacidad de procesamiento. Esta sería la inversión más alta de Europa en una infraestructura de investigación española. Un hecho que pone a Barcelona en el centro del desarrollo, ya no sólo desde un punto de vista tecnológico, sino también desde un punto de vista sociológico o político.

Marenostrum 4 /Fuente: BSC-CNS
Marenostrum 4 /Fuente: BSC-CNS

QUIBIM

Ana Jimenez Pastor, ingeniera de I+D de QUIBIM, presentó el proyecto, que aplica técnicas de procesamiento de imágenes avanzadas a imágenes radiológicas para detectar los cambios producidos por enfermedades y medicamentos en el cuerpo.

Ana explicó cómo Quibim nació en una coyuntura en la que las radiografías iban avanzando, pero la toma de decisiones se seguía basando sólo en la visión del radiólogo. En algunos casos, aseguró, cuando algo ya es visible al ojo humano ya es demasiado tarde para abordar el problema.

Quibim es un servicio de precisión y objetivo para detectar anomalías de manera más eficiente que a simple vista. Además, con estas técnicas pueden evitarse incluso algunas pruebas adicionales invasivas, como las biopsias, aseguró Ana Jimenez.

 

WELLIAN

Bernardo Andrés Pérez, Chief Science Officer de Wellian, presentó su proyecto: un asistente de voz inteligente en tiempo real, que interactúa con el paciente y facilita su tarea al personal sanitario.

Por ejemplo, el asistente de voz virtual puede utilizarse para hacer un primer triaje de los pacientes antes de visitar al doctor. Bernardo puso un ejemplo de triaje a una persona que estaba en casa. El asistente le preguntaba los síntomas que tenía, e iba interactuando con el paciente a medida que éste le respondía. Posteriormente, el asistente le remitiría al médico la información para facilitar el flujo de trabajo de éste.

Además, este sistema, explicó Bernardo, también permite disponer de un doctor en casa 24h, al que le puedes hacer múltiples consultas: qué medicación o instrucciones te ha dado el médico, información específica sobre un tema… en definitiva, este asistente ofrece una atención más especializada, reduciendo a la vez las demandas al personal médico.

 

La jornada finalizó con un interesante debate entre los últimos 5 ponentes, que moderó Jordi Serrano, fundador de Universal Doctor, empresa que desarrolla todo tipo de herramientas y proyectos que facilitan la comunicación entre profesionales de la salud y pacientes de otros orígenes, con el objetivo de favorecer el entendimiento intercultural e interlingüístico.

Jordi Serrano, a su vez, cerró la jornada repasando todos los temas mencionados anteriormente por otros ponentes, e hizo un resumen final de la situación de la IA en el ámbito de la salud.

Escrito por Eugenia Basauli

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *